Muebles infantiles

Alegría de vivir en las habitaciones de los niños con los muebles infantiles de Billi-Bolli

Disponemos de los siguientes muebles infantiles para seguir amueblando la habitación de los niños:
Armarios y estanterías
Armarios y estanterías 

Nuestros armarios y estanterías son muebles infantiles con una clara línea de definición y un diseño característico, además de estables y versátiles. Estos muebles también pueden ponerse en la habitación matrimonial o de adolescentes una vez que el niño es suficientemente mayor como para dejar la litera.

Escritorios y cajoneras rodantes infantiles
Escritorios y cajoneras rodantes infantiles 

Nuestro escritorio crece (al igual que el resto de nuestros muebles infantiles) junto a su hijo. Se puede ajustar la altura y la inclinación. La cajonera rodante se puede poner debajo del escritorio y aporta todo el espacio necesario para guardar los útiles de escritorio.

Silas infantiles
Silas infantiles 

Cuando se buscan muebles infantiles surge la pregunta de dónde encontrar una silla adecuada. Ofrecemos dos modelos de silla, que presentan un asiento ergonómico y relajante y satisfacen las diferentes exigencias de asiento para niños y adolescentes.

Consejos para elegir los muebles infantiles adecuados

Los niños pasan una gran parte de su tiempo con sus muebles infantiles: durante el día jugando, ya sea solos, con hermanos o amigos, y durante la noche durmiendo en su cama. A partir de la edad escolar hacen sus deberes y estudian en el escritorio. Mientras que los adultos separan el área de relax y la de dormir con sus correspondientes muebles, la habitación infantil es un área en la que se junta todo. Por eso, la disposición de los muebles en la habitación infantil tiene una gran importancia y a estos muebles se les exige ser especialmente versátiles. Primeramente hay que realizar varias reflexiones:

¿Qué requisitos deben cumplir los muebles infantiles?

El niño debe sentirse a gusto en su habitación. Las ganas de jugar tienen que ser una de las alegrías de su vida. Por eso tiene que ser segura y estar a prueba de accidentes. Una habitación bien amueblada permite que el niño tenga sus necesidades cubiertas: por una parte actividades motoras como columpiarse, escalar o bajar por el tobogán y refugio, relax y tranquilidad por la otra. Nuestros muebles hacen que estas necesidades tan diferentes puedan cubrirse muy fácilmente.

¿De cuánto espacio dispongo?

Muchas habitaciones infantiles no tienen más de 10 m². Para poder cubrir todas las necesidades es necesario elegir hábilmente y muebles que ahorren espacio. Una cama alta o una litera Billi-Bolli son una buena elección para una habitación pequeña, porque así se utiliza el espacio doblemente.

¿Con cuánta perspectiva temporal debo comprar los muebles infantiles?

¿Quiero cambiar la distribución de la habitación varias veces a lo largo de los años y cuando las exigencias lo requieran, o me decido por muebles que se ajusten al desarrollo de los niños? Nuestros muebles crecen con los niños y son la mejor opción tanto económica como esencialmente: la habitación del bebé se convertirá en habitación infantil y esta se convertirá en una habitación para adolescentes. Nuestras camas pueden ampliarse incluso a camas de estudiante.

¿Me importan los aspectos ecológicos al comprar muebles infantiles?

Los tiempos del derroche ya han pasado. Para cumplir con los retos ecológicos actuales es importante, entre otras cosas, seleccionar productos con una vida útil larga y que sean fabricados con materias primas renovables. Así al final de su vida útil pueden reciclarse sin ningún problema. Estas consideraciones se nos presentan en todas las áreas de nuestra vida cotidiana. Al comprar un mueble infantil adquiere un significado especial el comportarse ecológicamente, ya que así les damos ejemplo práctico a los niños. ¡Nuestros muebles infantiles están fabricados de verdadera madera de pino y haya y no de sucedáneos!

¿Cuánto dinero quiero o puedo gastar?

El poder adquisitivo es muy diferente según la familia. Pero hay algo que es común: debido a la larga vida útil de nuestros muebles infantiles no es necesario realizar más compras. Incluso cuando ya no necesite más su cama Billi-Bolli, podrá revenderla por un buen precio. Así seguirá habiendo invertido menos que si inicialmente se compra un mueble infantil barato, que tendrá que tirar o cambiar más de una vez (ya sea porque se rompe o porque no cumple con las exigencias necesarias.